• Los seguros de Baja Laboral otorgan al asegurado un subsidio diario que puede ir de los 6 a los 400 euros.
  • Estos seguros compensan la reducción de ingresos durante los periodos de incapacidad temporal de un trabajador por cuenta ajena o propia.

 

En las situaciones de incapacidad temporal, por accidente o enfermedad, muchos profesionales pueden ver reducidos sus ingresos mensuales considerablemente. El descenso de los ingresos y el mantenimiento de los gastos fijos pueden hacer que surjan dificultades para llegar a fin de mes. Para contrarrestar ese descenso de ingresos están los seguros de Baja Laboral, que facilitan un subsidio diario mientras no se puedan realizar las tareas profesionales con normalidad.

 

El seguro de Baja Laboral, también denominado seguro de Subsidio, de Renta Diaria o de Incapacidad Temporal asegura una mayor cobertura y una mejor situación en caso de que se sufra alguna enfermedad o accidente laboral. Para ello otorga una prestación económica durante el periodo que dure la inactividad y que se añade a la que perciben de la Seguridad Social.

 

Función del seguro de Baja Laboral

El seguro de Baja Laboral compensa los ingresos que se dejan de obtener a causa de una incapacidad temporal. Con esta póliza el trabajador recibe la prestación de la Seguridad Social y el subsidio del seguro. Ambos son perfectamente compatibles ya que la función de este último es precisamente completar el primero.

 

Estas pólizas pueden ser contratadas por todos los trabajadores, aunque el colectivo de los autónomos es el que más lo hace. Suelen abonar una cantidad fija diaria que puede ir desde los 6 hasta los 400 euros por cada jornada laboral, para compensar la cuantía que deja de percibir.