Seguros de coche para menos de 25 años, ¿más caros?

junio 9, 2017 - Carmen Alvarez

No Comments

La edad influye a la hora de contratar un seguro de coche, pero no siempre se trata de una característica definitiva y contra la creencia popular más tradicional, no siempre los jóvenes pagan más y los mayores menos. Esta regla no funciona de forma directa de este modo.
Las compañías aseguradoras actuales son muchas y  muy variadas, la oferta es amplia y eso es una ventaja para los conductores en busca de seguro, también para los más jóvenes. En este escenario es mucho más fácil encontrar seguros a precios muy interesantes y, sobre todo, es posible elegir una póliza que responda a tus necesidades y que respete tu edad sin penalizarte por esta razón.
No te quedes con el mito de que como eres joven vas a tener que pagar mucho más por tu seguro de coche, hay razones claras para derrocar este prejuicio y ser optimista.
• Lo primero que hay que aclarar es qué entiendes tú y qué definen las aseguradoras por persona joven.
 
 Al margen de lo que puedas pensar y con algunas salvedades y excepciones, el rango de edad que se entiende como persona joven es el que va desde los 18 a los 25 años. Las personas dentro de este baremo generacional se consideran jóvenes y por lo tanto, suelen ser las beneficiarias de pólizas enfocadas a este colectivo que reúnen condiciones específicas y que suelen presentar precios interesantes.
• No confundas edad con experiencia. 
 
Esta diferenciación es clave en el caso de los seguros para coches. En los últimos tiempos, la tendencia de las aseguradoras es valorar no tanto la edad de sus clientes como su experiencia al volante, o lo que es lo mismo, años de antigüedad en el carné de conducir. Es cierto, no obstante, que lo más habitual es que con menos edad tengas  menos tiempo al volante, pero hay excepciones como el caso de jóvenes que sacan su permiso de conducir con 18 años exacto y por lo tanto, con 23, ya tienen una muy válida experiencia de 5 años.
• El coche que vas asegurar es determinante.
Si eres menor de 25 años, acabas de conseguir tu permiso de conducir y quieres pagar un precio razonable por asegurar tu coche, tienes que ser previsor. Antes de comprar el coche, ten en cuenta algunas verdades irrefutables: a más potencia, más extras, más exclusividad y en definitiva, más velocidad, más subirá el precio de tu prima. La elección de un coche adecuado puede pesar mucho más que tu edad, a la hora de calcular el precio a pagar por tu seguro. Sé moderado y consecuente, lo notarás.
• Explora todos los tipos de seguro.
Si buscas seguro de coche con la idea de que son muy caros para ti, es muy probable que elijas un seguro poco adecuado y cometas un grave error. Eres joven, de acuerdo, pero si vas a usar el coche a diario y además, te has comprado un coche nuevo, merece la pena que valores un seguro completo y no solo una póliza barata y básica. A muy corto plazo, puedes pagar las consecuencias directas de no contar con coberturas como la de robo. Tu nuevo coche puede ser robado, en eso no influye nada tu edad, es un riesgo común.
• La siniestralidad y las estadísticas.
 
Asume desde ya que la siniestralidad es tu gran desventaja en el caso de que seas un conductor joven y sin experiencia. Como no tienes un historial como conductor, las aseguradoras recurren a las estadísticas y los informes sobre siniestralidad y hasta el momento, es cierto que los menores de 25 años no salen muy bien parados en este tipo de estudios, acaparando altos grados de siniestralidad. Pero no todo está perdido, muchas compañías están dispuestas a asumir el riesgo para ganar nuevos clientes y hay en el mercado, un buen número de seguros de coche específicos para perfiles jóvenes.
• No renuncies a ser el titular.
 
Si vas a conducir tu propio coche todos los días, es necesario que tú seas el titular de tu póliza de seguro con independencia de tu edad, es lo más seguro y lo más recomendable por varias razones. Lo primero  y más importante es que te vas a ahorrar problemas que pueden llegar a ser muy graves en caso de accidente, por ejemplo: un incumplimiento de contrato puede anular por completo la póliza suscrita y dejarte sin ninguna cobertura en el momento que  más lo necesites. Además, si siempre figuras en el seguro como conductor ocasional, serás un usuario sin experiencia ni historial para las compañías aseguradoras y no podrás acceder a las bonificaciones.
Ahora ya sabes que ser joven no significa directamente pagar mucho más por tu seguro de coche, por el contrario, existen algunas situaciones y características mucho más determinantes a la hora de calcular el precio a pagar por tu seguro más o menos; como el tipo de coche que quieras asegurar, si tienes o no garaje para él  o tu experiencia al volante.
Todas las compañías de seguros te pedirán que les facilites tu edad para poderte dar una presupuesto ajustado para tu seguro de coche, pero que sea  más caro o más barato no va a depender solo y directamente de tu año de nacimiento, por lo que puedes estar tranquilo y disfrutar también de las ventajas que tienes precisamente por ser menor de 25 años.
Ten siempre en cuenta que cuanto más flexible y ajustada a tus necesidades, sea la póliza que suscribas para tu vehículo, más eficiente y eficaz será a corto y largo plazo, evitándote disgustos y problemas al volante de tu coche.

Carmen Alvarez

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *